La historia detrás de la medalla

Que a las mujeres nos cuesta más, que a las mujeres nos exigen más, no es solamente una bonita frase discursiva. Más allá de lo emotivo es una gran realidad. La pesista de 23 años Neisi Dajomes baño de oro a todo un país al ganar en los Juegos Olímpicos el pasado domingo; convirtiéndose en la primera mujer y además afrodescendiente en conseguir esta gran hazaña, que a más de uno nos sacó lágrimas. 

Sin embargo, ¿Conocen la dura historia familiar detrás de esta medalla? Neisi nació en Puyo, luego de que sus padres colombianos llegaran a Ecuador en calidad de refugiados. Por circunstancias desconocidas su padre abandonó el hogar cuando ella tenía 11 años; a esa misma edad acompañaba a su hermano Javier Palacios a las competencias y se inició en este apasionante deporte. Javier falleció en 2018 y en el 2019 murió su madre Sandra, a quién le debe su apellido, ella lo reemplazó para obtener el permiso de salida del país para una competencia. Sandra era la mujer maravilla para Neisi; por ello en un acto de total amor les dedicó su triunfo; madre y hermano escribió en su mano izquierda mientras el himno nacional sonaba una vez más.  

Siempre será la primera, pero nunca será la última, porque es un ejemplo para las niñas que vienen detrás. Este éxito tiene una historia de perseverancia, de lágrimas y de grandes pérdidas que para Neisi no fueron obstáculos, fueron razones suficientes para lograr pararse en el podio de oro de Tokyo 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido
Share via
Copy link
Powered by Social Snap